Mal olor corporal: causas y remedios populares para combatirlo

sudar-imagen-central

La sabiduría convencional sugiere que la transpiración es la causa del mal olor corporal. Sin embargo, la transpiración por sí misma es básicamente inodora, pero son las bacterias y los olores procedentes de otras fuentes que son los verdaderos culpables. Las bacterias anaerobias, que florecen cuando el cuerpo no tiene suficiente oxígeno, bien puede ser la causa de tu olor corporal.

Hay casos en los que esto es así, pero en la gran mayoría es algo más interno, se trata de un problema hormonal que hace que el cuerpo de unas personas y el de otras huela de una manera u otra, al fin y al cabo somos animales y nuestro olor nos distingue del resto.

El aseo personal es esencial para mantener a raya el mal olor corporal. Un consejo es utilizar un jabón actibacterias para acabar con los microorganismos que fomentan el mal olor, además de centrarnos en las zonas proclives a fomentar el mal olor, como son las axilas y la parte de los genitales.

La ropa es otro punto fundamental a tener en cuenta, y es que utilizar ropa limpia a diario es esencial para evitar que el mal olor se acumule, ya que aunque una persona esté aseada, si su ropa huele mal el olor se incrementará al entrar en contacto con el cuerpo.

La alimentación es importante cuidarla, ya que hay sustancias que aumentan el olor corporal, ya que permanecen en el cuerpo y potencian el mal olor a través de la sudoración. Algunos ejemplos son los extractos de proteínas, aceites de algunos alimentos como el pescado, la cebolla o el ajo, al igual que algunas hierbas aromáticas con un fuerte aroma como el curry o el comino.

PUBLICIDAD

Comments