Autoexamen testicular

Autoexploración-testículos

El autoexamen testicular (TSE por su sigla en inglés) es un método sencillo que les permite a los varones examinar sus testículos a fin de asegurarse de que no existen bultos ni protuberancias inusuales que suelen ser el primer indicio de un cáncer testicular.

Esta sencilla medida preventiva sirve para detectar de manera temprana la presencia de cáncer (tumores) en los testículos. Las investigaciones en México señalan que de todos los cánceres que se producen en el hombre, entre 3 y 9% son de este tipo.

 

Cómo hacerlo
Primero se palpa suavemente el saco escrotal para localizar los testículos. Una vez identificada su posición, se examinan cuidadosamente mediante suaves presiones a lo largo de toda la superficie con los dedos índice, medio y pulgar.

Los testículos deben tener una consistencia firme sin llegar a ser rígida, y es normal que uno sea ligeramente más grande que el otro, o se ubique más arriba.

Cualquier protuberancia, agrandamiento o cambio notorio en su dureza puede significar una señal de alarma. La autoexploración testicular debe realizarse una vez al mes.

Señales de alerta
Un bulto pequeño y duro que puede ser indoloro
Dolor o sensibilidad al palpar
Aumento o disminución significativa en el tamaño de un testículo
Acumulación de fluido en el escroto
Alteraciones en la textura de la piel.

Otros síntomas son:
Dolor consistente en el vientre bajo o la ingle
Ligero agrandamiento o molestias en los pezones
Sensación de pesadez en los testículos.

Se aconseja visitar al médico lo antes posible, en caso de detectar alguno de los síntomas anteriores.

PUBLICIDAD

Comments